Blog de información local de Alcalá de Henares

Eléctricas: sota, chanchullo y ley

Deja un comentario

Ejemplar del artículo de Cote Romero y Rodrigo Irurzun sobre la nueva ley de las eléctricas. Fuente propia

Ejemplar del artículo de Cote Romero y Rodrigo Irurzun sobre la nueva ley de las eléctricas. Fuente propia

Un grupo de personas preocupadas por el modelo enegético actual organizó una charla informativa sobre los “chanchullos” del mercado eléctrico y la tarifa de la luz en la Universidad de Alcalá el pasado viernes. Som Energia y Ecologistas en Acción de Alcalá fueron los que se hicieron cargo de la ardua tarea de explicar cómo funciona el mercado de la luz, dónde se obtiene la energía, quién la controla, cómo se marca el precio, la estafa energética y muchos más enigmas que solo conseguirán entender los más audaces. En sus círculos se dice “-¿Te han explicado el sistema eléctrico y lo has entendido? -Sí. -Entonces no te lo han explicado bien”.

El ingeniero de telecomunicaciones y responsabel a nivel estatal del Área de Energía de Ecologistas en Acción, Rodrigo Irurzun, fue quien dio respuesta a tantas preguntas de una forma dinámica y comprensible, que a pesar de plantear más por qués al menos sirvió para salir de la ignorancia.

“La ley es una estafa”, aseguraba.”Beneficia a unos pocos que se llevan el dinero de todos”, y esto porque “las eléctricas dicen que debemos 30.000 millones de euros los consumidores y todos los años gana miles de millones de euros”. No hay más que ver el titular que a continuación presenta: “Red Eléctrica eleva un 21% su beneficio semestral, a 272 millones“. Esta empresa privada, aunque con un 80% de capital público, se presenta como “el transportista único y operador del sistema eléctrico español” en su página web. Y sube la luz.

Pero la dependencia energética no solo afecta a los bolsillos de cada persona, sino también a cuestiones sanitarias, medioambientales, sociales, etc. Desde hace algún tiempo se habla de “pobreza energética“, es decir, que hay personas que no son capaces de mantener a temperatura adecuada sus hogares sin un gran desembolso económico. En la última encuesta del INE sobre condiciones de vida, se dice que el 17,9% de hogares no son capaces de mantener una temperatura adecuada en invierno, y el 24,8% en verano. Es más, “cerca de 2.300 personas mueren cada año por causas relacionadas directamente con la pobreza energética“, cuenta el ponente.

Así pues, desde un punto de vista ecológico y social, el coste que se paga por la energía es bajo. No se tiene en cuenta el coste real. Irurzun pone un ejemplo claro: “las enfermedades respiratorias producidas por la contaminación se cubren con un sistema sanitario sostenido con dinero público y no privado”. Pero claro, “si se tuvieran en cuenta los costes reales, las energías renovables serían competitivas”.

La actividad eléctrica tiene cuatro componentes, que pueden ser gestionadas por la misma o varias empresas: generación, transmisión (Red Eléctrica), distribución (copada por UNESA) y comercialización de energía. Lo que más cuesta es la generación de la electricidad, el mantenimiento de las redes de transporte y distribución, y las anualidades de déficit tarifario (30.000 millones de euros que dicen que debe la ciudadanía a las eléctricas.

A la charla asistieron más de 30 personas, muchas de ellas participaron activamente en el debate. Fuente propia

A la charla asistieron más de 30 personas, muchas de ellas participaron activamente en el debate. Fuente propia

Antes, si querías salir de la vorágine, todavía te quedaba el autoconsumo, aunque con limitaciones. En 2011 (RD 1699/2011) permitieron sistemas de autoproducción con aprovechamiento instantáneo (es decir, si tenías paneles solares solamente podías aprovechar la energía que estos producían en las horas de sol, el resto se perdía). Sin embargo, prometían en los siguientes meses legislar el autoconsumo con balance neto (podrías consumir tanta cantidad de energía como aportaras al sistema, y en todo caso pagarías la diferencia), pero nunca lo hizo. “En la Unión Europea y en Estados Unidos se fomenta este tipo de sistemas, pues tienen efectos positivos para el sistema eléctrico dejando de perder un 10-12% de energía”, recuerda Irurzun. Eso sí, las eléctricas no sacarían tajada.

Que vienen los lobbys

En España hay un oligopolio energético aglutinado bajo UNESA (Asociación Española de la Industria Eléctrica) y cuyas empresas asociadas son Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON España y EDP. La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, en la que participan grupos como EQUO, Red Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid o Ecologistas en Acción, denunciaba en junio del año pasado a la Fiscalía Anticorrupción la existencia de “políticos giratorios” del sector eléctrico. Sin embargo, “la fiscalía no vio suficientes indicios, a pesar de que dos expresidentes de Gobierno fueron contratados como altos cargos en eléctricas tras sus mandatos”. Precisamente esta semana Endesa prescindía de los servicios de Aznar, por no ser un buen “lobbista”.

Poco después, la Plataforma denunció que el Gobierno dejara pasar el plazo para reclamar a las eléctricas el dinero que cobraron de más. “Todavía estamos esperando respuesta”, se queja Irurzun.

Legislar a espaldas del ciudadano

En aquellos meses ya se comenzaba a trabajar en el Proyecto de Ley de Reforma del Sector Energético, que fue aprobado finalmente a finales de 2013 (RDL 9/2013). Las críticas vienen porque, según Irurzun, “la nueva ley demoniza las renovables”. Las instalaciones existentes cambian de sistema, mientras que las instalaciones a futuro se desarrollarán bajo un régimen especial con redes tipo. Además, ataca directamente el autoconsumo. Incrementa el término fijo y disminuye un poquito el variable (con lo cual las instalaciones se rentabilizan más lentamente), establece un peaje de respaldo (por dejar de consumir una cantidad de energía del sistema eléctrico general), más trámites administrativos y sanciones del triple de beneficio bruto obtenido por no comunicarlas (con un límite de 30 millones de euros, lo mismo que la sanción por una fuga radioactiva muy grave). Además, los inspectores de industria tienen la potestad de entrar en casa de cualquiera sin orden judicial.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Lo primero, consultar dos documentos útiles. Uno de ellos es el Plan de ahorro y eficiencia en el consumo eléctrico, y el otro es la Propuesta ecologista de generación elétrica hasta 2020, publicado por Ecologistas en Acción.

En segundo lugar, saber a quién pagamos y de dónde viene. En este sentido, Irurzun apunta que es importante buscar la gestión local, “es más cercana y más democrática”, según Irurzun, y ahorra en las redes de distribución y transporte. Existen grupos como Som Energia, una cooperativa a nivel estatal que comercializa, produce y fomenta la autoproducción de energía. Un socio del grupo local de Alcalá explicó en qué consiste. No tiene ánimo de lucro, y los socios son dueños de la cooperativa en plano de igualdad, la cual defiende los intereses de todos ellos. Los beneficios revierten en la generación de nuevos proyectos de energía renovable. Además, Som Energia intenta crear un movimiento social que se replantee el modelo energético actual e incentiva el consumo responsable.

En tercer lugar, poner en marcha sistemas de autoconsumo, ya sea mediante energía solar-térmica, biomasa, etc. El Blog Asamblea por la Liberación de Espacios de Alcalá (ALEA) da algunas ideas sobre cómo autogestionar la energía en casa. Además, se está creando un grupo en el Valle del Henares dedicado a este tema, extensión de los que surgieron de Motores y el GT Recuperando Nuestros Espacios, junto con participantes de los GTEL (Grupos de Trabajo de Energías Libres).

En cuarto lugar, medidas más pequeñas que afectan a nuestros hábitos de consumo y el cálculo de la energía que se consume. Por ejemplo, apagar las luces, usar de forma eficiente el horno, tener regletas y apagarlas cuando no se utilizan los aparatos y sobre todo por la noche, apagar el router del wiffi, no sobredimensionar la potencia, o instalar un aparato en el contador para conocer el consumo.

Durante el debate se propusieron algunas más, aunque no todas actúan en beneficio de toda la vecindad: aislar bien la vivienda para mantener la temperatura, utilizar aparatos que gastan más energía por la noche o preguntar por el bono social para familias numerosas y personas con pocos recursos. También se trataron temas como el consumo desmedido de energía por ciertas empresas unido al bajo coste que supone para ellas, el gran coste de mantenimiento de la red de internet, o el alto precio de la energía para el pequeño consumidor en el estado español.

JMW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s